CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

miércoles, 19 de diciembre de 2012

LA COLUMNA DE TONI LASTRA (CAP. XXIII: AMOR


Aunque les cueste creerlo, hay corredores, no de los de categoría mundial, olímpicos o de élite, sino de los nuestros, los populares, recreacionales o como se nos quiera llamar, que, llevados por su fervor en pos de la consecución de sus marcas, en maratón o carreras menores, llegan en salvaguarda de sus energías, a la adicción de una de las peores drogas: la castidad. Créanme, es increíble, pero cierto: y además, se la auto imponen, pues no creo que el sexo esté en la lista de los productos prohibidos.

            Actitud desaconsejable ésta, que debería llevar a la reflexión a estos insensatos absentistas del amor, ya que precisamente su continencia sexual sólo les llevará a las malas marcas e incluso a las lesiones, o sea: a todo lo contrario a sus deseos. Es sabido que sexo y deporte han sido tratados por los científicos de forma favorable, aunque sin precisar las dosis, detalle que cada cual debe acordar con su pareja. Es más: su práctica en las vísperas de un maratón relaja, tonifica los músculos y equilibra la mente; tan es así que, por ejemplo, en Londres venden unas sugestivas camisetas con la siguiente leyenda: “Runners make better lovers”, para incitar a los participantes al amor, convencidos los organizadores de que, con esa saludable práctica, elevarán el índice de sus buenas marcas en la carrera.
            Confieso avergonzado que, hace unos años, yo también pensaba como estos personajes de tan virtuoso comportamiento; pero, afortunadamente, un temporal de Levante me llevó a apostatar de tales creencias.

            Ustedes se preguntarán que tiene que ver este meteoro, tan común en nuestras costas con el sexo, pero todo tiene su razón y su por que. Sucedió que fuimos varias parejas a Ibiza, a correr su entonces montañoso y duro maratón (San Antonio, San José, Ibiza) Teníamos que salir un viernes en la noche de Denia a Ibiza. Un fuerte temporal de Levante obligó al Comandante del Puerto a prohibir la salida del ferry, informándonos la Comandancia de las pocas posibilidades que se hiciera la travesía ese fin de semana. No obstante, decidimos quedarnos en Denia esa noche, confiando en que amainara la borrasca y se pudiera zarpar a lamañana siguiente. Desmotivado y convencido de no poder participar en la carrera, decidí aquella  noche, con la benevolente complacencia de mi pareja, darle más importancia al juego del amor que al del correr.


            A la mañana siguiente, un mar en calma y una mañana azul y limpia de nubes nos embarcó rumbo a Ibiza. Comencé la carrera con los más sombríos presentimientos, pero a los pocos kilómetros, los deseché de inmediato. ¡Qué carrera la de aquella mañana! Nunca hasta entonces había competido mejor ni tan rápido, suelto y resistente. Fui subcampeón en mi categoría y conseguí una de mismejores marcas en la distancia. Desde entonces el “método Denía” lo utilizo invariablemente en mis planes de entrenamiento y sobre todo en la semana de la prueba y con muchos mejores resultados que las series, los fartleks o los cambios de ritmo; y es que como dice el adagio latino: “Amor vincit omnia”

            No obstante sería conveniente tener en cuenta, en no confundir el sexo, con la juerga o pasarse la noche buscándolo. El doctor Casey  Stengel sentencia:
 No es el sexo lo que derrumba a los muchachos, es pasarse toda la noche buscándolo. No creo necesario tener que decir cuanta razón tiene el Doctor Stengel.

                                                                                                                 Toni Lastra

2 comentarios: