CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

viernes, 25 de octubre de 2013

ANA HERRERA: MI PRIMER MEDIO MARATÓN (AMSTERDAM)

 
Yo ya había estado hablando con mi binomia (Eli) y como un reto muy lejano, nos habíamos prometido algún día correr la Media de Valencia juntas. A este encanto de niña, la conocí la primera vez que corrí 10 km. por entonces íbamos a la par. Telita como ha progresado ella!!!. 
Oye, parece que la cosa va en serio. ¿nos vamos? Claro que… cuando me hizo esa pregunta yo ya me había empezado a contagiar de esta maravillosa locura y no le dije que no. ¿Estamos locas o estamos locas?. Entre risas, nos despedimos comentando que lo íbamos a dejar caer esa noche en casa y al dia siguiente hablábamos. Así fue. Al día siguiente…reserva para el 18 de Octubre y volamos hacía Amsterdam. Madre mía. Voy a Amsterdam a correr 21 Kms. ¿Seré capaz?  21 Kilómetros. Hacía 3 meses mi reto era correr 5 sin pararme!!! 
Antes de lo que esperábamos llegó el mes de Octubre. Mi miedo de no acabarla, empezó a suavizarse el primer largo que hice de 17 kilómetros. Bueno (pensé) quien hace 17 hace 21. ¿o no?. Ni que decir tiene los ánimos que me daban las que ya lo habían logrado. En cada entrene, MªJose, Paquí, Domi y Nuri entre otras. Confiaban en mí más que yo misma. 
Uno de los últimos días, yendo con Dominique, no sabe ella lo que me alegró cuando me dijo: Ana voy a intentar hacer la Media contigo. Agradecí muchísimo ese gesto. Mamma mía!!! Con Domi!!!! Con lo que yo la admiraba!!!. Después MªJosé: Ana tu y yo la haremos juntas. Me encantó. Siempre animándome y dándome fuerzas!!!. 
Llegamos a Amsterdam ya por la noche y yo estaba más tranquila de lo que imaginaba que  estaría. La cosa cambió cuando al día siguiente fuimos a la fería del corredor. Cuando llegamos al estadio donde estaba la meta, pude entrever las gradas, por una puertecita. Ahí sí!! Se me pusieron los pelos como escarpias. Y me emocioné. Miré a Paquí y lo que suponía: ella estaba como yo. Ahora no hay vuelta atrás Anita. Estamos ahí!!! –me dijo. 
La noche de los preparativos fue una risa. Estabamos en la misma habitación Domi, Eli, Amparo Nacher y yo. Parecía cuando de pequeñas, poníamos los zapatos a los Reyes Magos. Pero ahora en lugar de las zapatillas de ir por casa, estaban las de correr, el dorsal, la ropa, gorras… 
Por la mañana, viendo la maratón, nosotras buscábamos entre los corredores a nuestros valientes: Coronado, Rivas y Peñuela. Estaban ahí ya!!!! Chicas que esto ya lo tenemos!!!. Que dentro de un rato estaremos nosotras!!!. El tiempo fresquito. Ahora a rezar para que no nos llueva. La previsión decía 90% de posibilidades de lluvias con truenos. Pero no fue así. Se equivocaron.  

Nos colocamos en nuestro box y de paso buscábamos entre los maratonianos que iban llegando a los nuestros. Vimos a Carlos!!! Le gritábamos Carlos!!!! Carlos!!! y conseguimos que nos oyese. Que bonito!!! De repente, aquello empezó a mover. Como teníamos planeado, salímos juntas Domi, MªJose y yo. Me daba miedo lanzarme al principio y no poder disfrutar de la llegada como se merecía. Pero para eso tenía a mis compis. Ibamos pendientes del ritmo y nos íbamos frenando unas a otras. Hasta el kilometro 18 fui con ellas. Contenta de ver como estaba aguantando su ritmo. A partir del 18, mis piernas empezaron a decir ¿pero tú de que vas? La bursitis de la cadera empezó a molestar y tuve que bajar. Pero mientras veía sus cabecitas por delante pensaba en no dejar de verlas en ningún momento. No fue así. Desde el 19 hasta la meta, no veía apenas nada. Las lágrimas no me dejaban. Iba a conseguirlo. Cuando ví un luminoso indicando la llegada del estadio… curva a la derecha y allí estaba. Como diría mi binomia sevillana, las lágrimas y el congojo me “engallipaban” (del verbo engallipar). 


Al cruzar la meta, no podía haber sido mejor. Necesitaba compartirlo y allí estaban ellas esperándome mis queridas Maria Jose y Domínique. Nos fundimos en un fuerte abrazo. La alegría nos inundaba. Salimos del estadio y allí estaban el resto. Gracias.
Muchas gracias a todos por dejarme compartir todo esto con vosotros: A Marilo, Toni, Paquí, Carlos, Esther, Alicia, Amalia, Amparo, Eli, Rocio, Coronado, Peñuela y a Pedro mi reportero personal que grabó mi llegada meta. Y sobre todo gracias a la pulga. Mi querida hermana. Que con todo lo que ella es capaz de hacer, ha valorado desde mis primeros 5 km. hasta hoy, como verdaderas hazañas. 

ANA HERRERA, Socia CorrEliana nº 160

No hay comentarios:

Publicar un comentario