CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

jueves, 27 de diciembre de 2012

LA COLUMNA DE TONI LASTRA (Cap. XXIV): COMEPOLLOS

            Durante mi larga vida de corredor, no sé muy bien si fui un corredor que organizaba o un organizador que corría; a ambas dedicaciones preste tanta atención y energía, que no puedo dejar de valorar, cualquier carrera, con este doble prisma.
            Como corredor todo es más sencillo; tus ambiciones, tus logros dependen de tu propio esfuerzo y cada uno acaba consiguiendo más o menos lo que se merece. Como organizador la cosa cambia, dependes en buen grado de otras personas y en algunas ocasiones –no en muchas, afortunadamente- uno no puede soslayar el encuentro  con ese ya no tan reciente especímen social: del ejecutivo agresivo. Esta especie suele ocupar cargos intermedios, o sea que son jefecillos; pero es tal su afán de medro, que son unos virtuosos en el doble arte de apretar al que pide y reverenciar al que da, siempre en función y fin y de conseguir la más alta rentabilidad para la empresa –que creen de ellos- y poder llegar así cuanto antes, caiga el que caiga, a las mayores alturas del Departamento  de Marketing –que nunca he sabido exactamente que es lo quiere decir. Los conozco muy bien –durante algún tiempo conviví con ellos, maestros en la utilización de los falsos argumentos y en mentir con naturalidad, con varios “masters” que debe ser algo muy importante, no tendrán el menor reparo en que sacrificarte siempre que puedas dificultar su escalada, o dificultes su lema de servicio al reino del capital. Suelen ser gente aún joven. Sus antiguos jefes fueron cayendo en reciclajes,  reconversiones y fusiones. Han aprendido a toda prisa el inglés, que es el idioma de las multinacionales y aunque no venga a cuento en sus conversaciones,  le soltarán los consabidos “okeys”. Pululan por todas partes, en la banca, la empresa privada, pero principalmente en las multinacionales y en la política. Si usted se apresta a negociar con ellos, “átese los machos, hermano” son implacables y virtuosos en hacerle creer, que tienen en el su mejor valedor en la negociación del patrocinio de la carrera que es usted  el responsable.


            Llegar a que ellos los reciban o atiendan, es ya una hazaña. Les contaré una negociación que tuve, cuando era presidente de Correcaminos, con cierto personaje de una importante empresa, la cual tenía que cerrar con gran urgencia, pues se nos venía el tiempo encima. Durante años habíamos tratado con los dueños de la empresa, gente afable y cordial pero que victima de una fusión, con la multinacional de turno, para sobrevivir, delegó muchas gestiones en la nueva gente, que fue apartando de los puestos cruciales a los antiguos empleados.

            Me toco bregar con un personaje, al que llamaré el Sr.Comepollos, que era el que tenía el poder de decisión. Le había llamado “sopotecientas” veces, pero siempre recibía las mismas respuestas de su secretaria. ¿Señorita esta el Sr. Comepollos”
Está reunido o está de viaje. ¿Quiere que le deje alguna nota? Señorita, le debo haber dejado un centenar de ellas. Pasaron diez largos minutos y de nuevo la meliflua voz de la señorita, me dijo. “Me ha dicho que le llamé el día 25 y que le concederá la entrevista.

            Harto de estar harto, le conteste: Señorita, le dice usted al Sr. Comepollos, que el día 25 ya ha pasado la carrera, así que no lo moleste más. Esta misma tarde arreglaré el asunto con la competencia de ustedes, y no piensos en volver a llamarles nunca.

            A los diez minutos, llamó el auxiliar del secretario del Sr. Comepollos.
             “El señor Comepollos, aún esta reunido con el Comité de Dirección”, pero me ha dicho, que de acuerdo, que todo “okey”

            Y es que no hay cuña que la de la misma madera.

Toni Lastra

No hay comentarios:

Publicar un comentario