CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

miércoles, 12 de septiembre de 2012

LA COLUMNA DE TONI LASTRA. (CAP. 12): ¿QUÉ FUE DE ANDRÓPOLIS?


¿QUÉ FUE DE ANDRÓPOLIS? 

                     Cuando escribí El adiós de Andrópolis, última entrega de La columna de Andrópolis, apercibí de inmediato que iba a emocionar a muchos de mis lectores, es esta una percepción que se adquiere cuando se han escrito centenares y centenares de este largo serial, que duro más de treinta años.


            He aquí, algunas de las reprobaciones que recibí;
 ¿Cómo envía usted, como se atreve a enviar a Andropólis  al paraíso del olvido? ¿No se da cuenta que ha hipotecado su alma? Un Concejal de Deportes, de un municipio del Camp de Turia, me confeso haber llorado acongojado leyendo esta postrer columna. Otro lector indignado comentaba en voz alta en una tertulia de corredores. ¿Sabéis lo que ha hecho este canalla? ¡Ha matado a Andrópolis!

                        Algunos de ellos, no llegaron a comprender el significado onírico y fantástico de Michael Andrópolis . Quizás para ellos no era el personaje que todo hombre de niño sueña ser y que de hombre lamentaba no haber sido, era un paradigma, un ejemplo a seguir. Yo explicaba al lector que tan solo era visible para mi y que mi transmisión cósmica con el la sentía y aun la necesito para ser fiel a mi mismo, para ser yo mismo y no lo que los demás querían que fuera.

                        Aquella controversia me hizo sentirme escritor y la orfandad de Michael, muy dura,  me costó mucho separarme de él, caminar solo sin el código de ético no solo el deportivo. Aquella conjunción cósmica entre el griego y yo, llego a desdoblar mi personalidad y cuando comenzaron aquellas dudas una me comenzó a mortificar el alma si yo era un Michael mutante o realmente o se había completado el cambio al que yo me había sometido libre y por decisión. ¿Quién era un atleta tardío que escribía o el sosias de Michael Andrópolis, un héroe de ficción de una película B. americana?

                        Asi que hace unas semanas, decidí afrontar la verdad y a solas y sin testigos, aproveche que un grupo como tantos, tenía programado el día de montaña en La Calderona, viaje con ellos hasta el clásico punto de salida y quede en verme  un par de horas después en el mismo punto y tome el desvío que me llevaría al lugar donde Michael desapareció de mi vida, unos cuarenta minutos después estaba en ese rincón donde la fantasía y realidad cruzaron en mi vida y Michael desapareció de mis recuerdos. Aquel día sucedió al atardecer y ahora comenzaba el día y las brisas marinas traían al monte el frescor de la mar cercana, un rumor apagado de los vehículos de la autopista susurraba fugaz su paso y los pájaros con su cantar suave no aprendido repetían su salmodia diaria.

                        Pero por mas que me puse en trance, Michael no apareció. Quizás la aparición de Michael tenía sentido en mi imaginación, pero abandonada la carrera y habiendo dado luz a mis mejores años, ya había cubierto lo que demandaba mi alma entonces…

                        Y regresé senda abajo sumido en divagaciones, algunos corredores resoplando en la cuesta me saludaban amistosamente, al rato divisé a un corredor veterano, que al verme me paro y me dijo con la respiración entrecortada.

                        ¿Toni, has visto a un tipo con pinta de extranjero, con melena y que corría como un gamo?

                        ¿Iba muy rápido?

                        Como un rayo. Nunca lo he visto por aquí.

                        ¿Hablaste algo con él?

                        Al pasar me dijo o creí entenderle, que tenía una cita en la cumbre…
                        No se con quien podría haber quedado a estas horas…

                        Se seco el sudor y recuperado me dijo…Me voy a ver si lo encuentro en la fuente
                       
                        Suerte amigo…

                                                                                                                        Toni Lastra                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada