CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

jueves, 25 de abril de 2013

YA LA CANALLA VIL (Toni Lastra)


YA LA CANALLA VIL

Por: Toni Lastra
  
Perdonen que me tome la licencia de titular esta columna sobre una obra inédita de Lope de Vega hallada en Valladolid, que como se anunciaba, en esa fecha iba a ser editada por el Centro de Estudios madrileños. Efectivamente el periódico El Norte de Castilla, publicó hace años cuatro octavas del tercer misterio de la obra del Fénix de los ingenios.
Y repito; disculpen esta licencia porque la obra está dedicada a la crucifixión de Cristo, pero es tal el impacto emocional que me ha causado el bárbaro atentado con el que el terrorismo ha herido al Maratón de Boston, que me lleva a transcribir una de las octavas del tercer misterio de la obra.
"Ya la canalla vil, bárbara horrenda, /de cansada y molida está sentada/ para volver de nuevo a la contienda/ con nuevo aliento y vida descansada."
Habrá de nuevo que advertir a la sociedad que, si en algún momento ha creído que porque no se producen estos horrores, no quiere decir que el terrorismo haya desaparecido, como dice Lope en esta obra, de cansada y molida está sentada/ para volver de nuevo…

Si ustedes leyeron mi trilogía -La columna de Andrópolis- corrí en mis tiempos cuarenta y cinco maratones y siempre dije que el mejor maratón que había corrido fue el de Boston. Guardo de él recuerdos conformes que no he visto superados en tiempos más actuales. Naturalmente que esta misma condolencia sentiría si esta acción del terrorismo, que me hace perder mi fe en la humanidad, hubiera sido perpetrada contra la más modesta manifestación cívica y pacifica. Personalmente me he sentido incapaz de ver repetidas las imágenes del atentado. Esa imagen del niño de ocho años muerto en el atentado, que había acudido al recorrido para ver a su padre, llena mi alma de congoja y he preferido a solas y en silencio reflexionar en qué sociedad enferma nos ha tocado vivir. Creo que no se me olvidará jamás.

Pero la mente de estos criminales en su cubil no para de maquinar maldades, y yo que siempre di gracias a la providencia de que a mis setenta y tantos años no había tenido que sufrir ninguna guerra, a pesar de haber nacido en el treinta y seis. Aunque me llegaron las referencias más tarde de la hambruna y miseria y los enfrentamientos fratricidas de nuestra guerra civil.
Creo que he visto magnificado el horror en su peor versión, hacia ese gran sentimiento que he tenido y tuve por las carreras populares, y qué bien supieron los terroristas elegir el escenario para que transcendiera al corazón de todos los corredores el escalofrío que nos sacudió el horrísono sonido de sus bombas.
La especie humana ha evolucionado positivamente en avances técnicos, científicos y sociales. Pero junto a la buena gente que, como cantara Machado en su poema “He andado muchos caminos”, sigue presente en esta sociedad esa “mala gente que camina y va apestando la tierra”. Y, parodiando a Kennedy en su discurso de investidura de presidente de los Estados Unidos, no preguntemos a la sociedad qué puede hacer por nosotros; preguntémonos a nosotros qué podemos hacer por ella.
Saquemos de nuestra vida anónima todas las lacras que perduran desde que la humanidad se arroga este nombre y que siguen perdurando en nuestros días: El egoísmo, la violencia, la envidia, la difamación, la ostentación, la riqueza superflua… y hagamos todo cuanto esté a nuestro alcance para no dar pábulo a toda esa canalla vil a utilizar el atentado cobarde de las bombas asesinas…
Y si el tiempo nos alcanza y a ustedes en leerme, recordemos que el dinero y el poder no tienen por qué ser el objetivo de nuestras vidas, démosle el merecido descanso y pensemos tanto en los demás como en nosotros y mientras los años y la salud lo permitan, sigan corriendo…
Y perdonen que recurra otra vez a la lírica para despedir estas líneas, con estos versos de Fray Luis de León:
"Y mientras miserablemente se están los otros abrasando en sed insaciable del no durable mando, tendido yo a la sombra esté cantando."
Toni Lastra

1 comentario:

  1. Hermano Toni, leerte siempre reconforta mi alma. Un fuerte abrazo desde Málaga

    ResponderEliminar