CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

jueves, 2 de diciembre de 2010

SALUD - DEJA DE FUMAR CON EL DEPORTE

Realizar una actividad deportiva contribuye también a quienes sufren de tabaquismo, pues además de ayudar a que sus cuerpos estén en mejor forma, puede ser una excelente herramienta para dejar de fumar y así conseguir una mejor calidad de vida.

La actividad física te hace producir endorfinas, unas sustancias que te hacen sentir bien y que en tu cerebro producen una estimulación similar a la de la nicotina. Haciendo deporte también podrás preocuparte menos de lo que comes cuando la ansiedad te ataque.

Además de mantenerte entretenid@ y lejos del cigarrillo, el ejercicio físico te ayudará a eliminar la ansiedad y los posibles kilos de más que puedas coger al dejarlo.

La nicotina hace aumentar la frecuencia cardiaca, lo que hace que el metabolismo funcione más rápido y haya un mayor gasto de energía. Ésta es la principal causa por la que al dejar de fumar se engorda. Haciendo ejercicio volvemos a incrementar la tasa metabólica y podemos evitar los temidos kilos de más.

Despues de dejar el tabaco, lo mejor es el trabajo de tipo cardiovascular, ya que el tabaco nos obtura las arterias con la nicotina y el dióxido de carbono. La actividad física favorece la vosodilatación y hace que haya una mayor presencia de oxígeno en contra del dióxido. Éste es el motivo por el que un ex fumador se siente tan bien al hacer ejercicio. No sólo no se cansan tanto como creían al empezar a hacer ejercicio, sino que sienten una gran energía debido a que su cuerpo ya no recibe las habituales cargas de dioxido.

La sensación de bienestar para un ex fumador al hacer deporte es enorme, se experimenta un subidón tremendo, dice el especialista. Además, hacer una actividad energética ayuda mucho a superar el mono, ya que se descarga mucha adrenalina y se combate la ansiedad propia del momento.

Gracias a la práctica de ejercicio físico – y al progresivo abandono del cigarrillo -el fumador, días después de dejarlo, nota que tiene menos tos y que respira mejor. A la semana, empieza a sentir el gusto y olfato por las comidas y luego, problemas como la disnea (sensación de ahogo) van disminuyendo paulatinamente.

Entre los tres y los seis meses la mejora física es espectacular para un ex fumador, y se consiguen resultados desde el primer día. También es muy recomendable que los que aún fuman hagan deporte, ya que eso les ayudará a sentirte fuertes para dejarlo. Hacer deporte fortalece la autoestima de quienes han dejado de fumar.

Dejar de fumar supone empezar a mimarte y a quererte más.
¡ Tu puedes !
Fuente: runners.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario