CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

jueves, 7 de noviembre de 2013

ANTONIO POSTIGO: CRONICAS DE ULTRAMAR (V): EL ENTRENAMIENTO EN ALTURA EXTREMA Y CAMPEONATO DEL MUNDO DE VETERANOS 2013

Cochacamba (Bolívia) 

Como algunos de vosotros sabéis, vivo actualmente en Cochabamba-Bolivia, que está en un valle en el centro del país a 2.580 metros sobre el nivel del mar, es el centro geográfico de Suramérica, titulan a la ciudad " de la primavera eterna", y es cierto que sólo existen dos épocas : de lluvias y seca, lo del frío y calor es sólo una queja de sus habitantes que no conocen realmente el verdadero frío y calor extremos.
Quisiera en esta mi última crónica que espero y deseo sigan al nivel del mar, hablaros de la experiencia que he tenido en la altura extrema y del Campeonato del Mundo Master-Veteranos, celebrado en octubre-2013 en Porto Alegre, al sur de Brasil.

Bob Beamon, record salto de longitud "Mexico '68"

Sobre vivir y entrenar en la altura decirnos que en los años "60" y ante el reto de celebrar la olimpiada en la Ciudad de México-68, se crearon los primeros centros de entrenamiento en altura extrema, en Francia en Font Romeu y en USA en Salt Lake City donde llegaron a celebrar sus trials para darle mayor valor a su selección olímpica. Para los velocistas y saltadores esta fue una olimpiada gloriosa, record's y grandes marcas duraron más de 20 años, sin embargo los fondistas sufrieron la carencia de oxígeno y para nada sirvieron las estancias de aclimatación en la altura; los atletas que vivían en alturas superiores a los 2.500 metros ( kenianos y etíopes ) fueron los grandes triunfadores y sin embargo el mejor corredor de la época el australiano Ron Clark padeció lo indecible para conseguir un bronce en 10.000 metros. Nunca más, desde entonces, se celebró la olimpiada en alturas superiores a los 200 metros.
Los estudios que se han pretendido científicos sobre alturas extremas, han estado mezclados con intereses justificativos comerciales de las cámaras hipobáricas, un buen negocio y una manera simulada de aparentar niveles de hematocrito por encima de 50%( este es el tope que se considera humano) de manera natural. Por tanto es difícil separar lo científico y lo comercial. Un ejemplo empírico, hace 5 años entrene a los dos mejores fondistas bolivianos y nunca en sus analíticas dieron valores por encima de 15 de hemoglobina ni de 46 de hematocrito y habían nacido y vivían en El Alto a 4.000 m.s.n.m.Es un tema al menos controvertido, y sólo queda la opción natural de vivir en altura y entrenar al nivel del mar, algo complicado logísticamente.
Mi primera experiencia fue en Font Romeu en 1977 y desde entonces he pasado por centros de altura y vivido en la altura por más de 3 años entrenando atletas y a mi mismo, es muy complicado obtener rendimientos aerobicos dónde hay carencias de oxígeno, es cierto que después de una estancia de 4-5 semanas en la altura extrema al bajar al nivel del mar se experimenta un bienestar transitorio.La conclusión más razonable y experimental es que los entrenamientos en altura deben ser prolongados( más de 5 semanas) y muy prudentes en cuanto a las cargas.


Sobre el Campeonato del Mundo de Veteranos( un amigo chileno lo denomina cariñosamente de "viejitos tullidos") celebrado en Porto Alegré, el primero en celebrarse en Suramérica y por ello a finales de octubre, se vivió bajo el agua los 10 días del campeonato, lo cual deslució el evento y lo peor sus marcas. Sin embargo vivimos un espectáculo humano único, ya que pueden verse mujeres de 55 años con apariencias de 30 y hombres con 70 años que dan ganas de pedirles la partida de nacimiento. La investigación del rendimiento deportivo en los próximos años podría perfectamente dirigirse a la plenitud de la vida que es en definitiva la máxima aspiración humana: no sólo vivir muchos años, si no de manera plena. Hasta el momento hay esporádicos estudios sobre corredores veteranos que aseguran que el entrenamiento a partir de los 50 años no sólo mantiene los niveles óptimos cardiovasculares, también una densidad ósea comparable a jóvenes de 20 años.
Amigos me despido desde la altura extrema y espero que nos veamos a nivel del mar, saludos.

Antonio Postigo
Licenciado en Ciencias de la Educación Fisica , Entrenador Nacional de Atletismo y corredor veterano. Socio de Honor C.A. Correliana

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada