CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

jueves, 8 de enero de 2015

LA COLUMNA DE TONI LASTRA. (Cap. 47): DOBLE PAREJA Y LA REINA


Después de comprobar que los largos relatos que he escrito con destino a nuestro blog no han tenido la acogida que esperaba, quizás porque no es el lugar adecuado o por abandonar la temática tradicional del mundo de las carreras por temas históricos o por su excesiva longitud, confío en el proverbio de Baltasar Gracián, lo bueno si breve dos veces bueno, y vuelvo a la forma de la columna.

Ajustándonos a la actualidad del último maratón de Valencia, he creído conveniente, con el fin de poner en marcha esta iniciativa, hacer una entrevista a cinco protagonistas: dos parejas y la reina, que son Xavi Pons y su hermano Salvador Pons como primera pareja, Juan Salvador Soler García y su primo Ricardo Ibáñez como segunda pareja, y la reina Vanessa Benavent.

Vanessa Benavent García



Edad: si el año pasado tenía 39 años, obviamente este tendrá 40, lo que confirma con una encantadora sonrisa, que pronto lucirá radiante cuando le quiten las prótesis dentales. Como esta columna está dedicada al tema monográfico del maratón, lo tengo muy presente, ya que, si versara también sobre sus éxitos en otras carreras menores, tendría que comprarse un adosado para almacenar su acopio de trofeos, cosa a la que no le da mayor importancia.


 Ahora hace casi un año que Vanessa, conociendo la amistad que me une a Antonio Postigo, me dijo si podría mediar para que la entrenara de cara a su asalto a su gran ambición, aun no conseguida, de ser sub-tres horas. Le dije que hablaría con él, advirtiendo que con Antonio no se puede andar con pérdidas de tiempo; si aceptaba, tendría que prepararse para someterse a una disciplina y tener una voluntad férrea en la preparación. Habría de tener en cuenta que iba a estar en manos de uno de los más prestigiosos preparadores. La conversación con Antonio y su respuesta no pudo ser más sincera: si estaba dispuesta, empezarían a trabajar esa misma tarde. Puntuales como un reloj suizo, a las cuatro estábamos en casa de Antonio y Julia en San Antonio de Benagéber y no habíamos terminado de tomar el café cuando me di cuenta de que se había dado entre ellos ese chispazo cósmico que les hace aparecer ante los demás como amigos de toda una vida. Estaban unidos en un proyecto común en el que ambos tenían los mismos intereses. Alea jacta est. No los vi en todo el verano. Fui a verla en la carrera de la Pobla de Farnals y tenía en la mirada ese brillo que alienta a la victoria. Estaba en la senda que lleva al triunfo y transmitía confianza y seguridad, pero los vientos hostiles le hicieron enfermar y se sumió en un angustioso dilema: presentarse o no a la carrera. Le comía el alma. Correr enferma diezmaría su marca, dando pábulo a los estudiosos que ejercen de críticos para cuestionar si realmente valía la marca que se le presumía. “Cada día es cada día y el rayo no cae dos veces en el mismo sitio. Tu mejor día está por llegar”, le dije para levantarle el ánimo. Al final derivó por la épica y se presentó en línea de salida. Fue su segundo maratón. Su anterior marca era de 3 h. 13´ y en esta consiguió 3 h. 6´. Ese es el primer postulado del corredor competitivo, virtud que no creo que haya nadie que le discuta. En su rostro se dibuja ahora un espectro de irreductible firmeza: el gran día llegará. —¿Qué ha supuesto tu decisión de incorporar a tu carrera deportiva a Antonio Postigo? —Ha sido crucial. No solo entrena físicamente. Has de estar atenta a sus palabras; son todo un curso de filosofía deportiva. —¿Cuál ha sido la aportación de tu marido en este proyecto sideral de tu vida deportiva? —Ha sido total, como siempre, pues fue desde el principio mi gran valedor y me llevó al mundo de las carreras. Por parte de mi familia todo han sido facilidades. 

 Juan Salvador Soler García

También conocido como “El Catedrático”, es el corredor más importante que ha dado el Camp de Túria, un hombre íntegro que presta sus servicios en el Ajuntament de l´Eliana y con una disciplina espartana no falta ningún día a su cita diaria con la carrera. Si este hombre hubiera tenido padrinos y no hubiera hecho como tantos otros, que perdieron el tiempo en el fútbol amateur, y se hubiera dedicado al atletismo con un buen entrenador como asesor, habría llegado a ser una figura. Es un hombre cabal, de lo que no se vanagloria, ya que siempre ha obrado así: es el modo de vida que eligió. A punto de cumplir los sesenta, no falla nunca a su cita con la carrera diaria.

 —¿Cuál es tu mejor marca de maratón? —2 h.35´43´´. El peor fue el primero: 3 h. 41´. —¿Qué tiempo hiciste en el último? —2 h. 50´. —¿A qué corredores has considerado más en nuestro mundo de la carrera popular? Su respuesta es inmediata: “A Jesús Castelló, Ricardo Ibáñez (mi primo) y José Luis Zamora. Solo con verlos correr era como asistir a un cursillo de técnica en la carrera”. Pero el deterioro físico te hace plantearte nuevas preparaciones, dietas y descansos y admitir que la ley física del paso del tiempo es insalvable. Conociendo esta verdad hay que rebajar pautas de esfuerzo y resistencia. 

 Ricardo Ibáñez García
Ricardo Ibáñez es primo de Juan Salvador y en poco tiempo ha superado la marca de Juan Salvador en unos segundos, pero advierte con la misma honradez y humanidad de su primo que es por la diferencia de edad. Sigue teniendo a Juan Salvador como referente. Ambos deben de tener una genética heredada excelente, que les hace ir por delante de sus rivales. —Tu correr es tan asombroso que mueve a preguntas capciosas. ¿Cómo en tan poco tiempo has alcanzado cotas tan altas? —No hay secretos ni sospechas: es un cóctel de entrenamiento, constancia y sacrificio. —¿Cuántos maratones has corrido? —El de Madrid una vez y tres de Valencia. He rebajado en unos segundos la mejor marca en maratón de mi primo. Algo impensable para mí. Toda mi vida ha cambiado y gira alrededor de las carreras.


Ricardo ha tenido un hijo, que ha llenado su casa de felicidad, y la vida lo está recompensando de los muchos sacrificios que ha tenido que hacer. Ya es popular, algo a la que no hay darle mayor importancia, ya que solo es la calderilla de la fama. Sus mejores días están por llegar. Haré un vaticinio: antes de lo que cree bajará de 2 h. 30´.
Buena parte de su éxito se lo debe a su entrenador Miguel Rubio, tan humilde como inteligente .Desde hace una docena de años, cuando Miguel asumió el cargo de entrenador oficial de Correcaminos, el prestigio de Miguel subió y el de Correcaminos también. Hay que de darle también la enhorabuena a Miguel. 

 Xavi y Salvador Pons Planells


El destino forjaba para Xavi Pons Planells la personalidad de un líder, un hombre que con su entusiasmo, su laboriosidad y sentido de la responsabilidad iba a convertirse en el creador de un club. La palabra crear tiene tal majestad que hay que darle el título de propiedad sin equívocos a quien lo consigue. Xavi descubrió el sendero por donde tenía que caminar el club que soñaba y pronto comprendió la verdad de ese proverbio que dice que todo sendero tiene su atolladero.


Xavi ha conseguido crear un club, el C.A. Correliana con la impagable ayuda de sus fieles. Me recuerda al Correcaminos de los primeros años, con un perfil deportivo, lúdico y recreativo, no exento de un buen nivel competitivo, con presencia de sus camisetas en casi todas las carreras. Hay que felicitarlo. Quizás algunos acusen a Xavi de hombre orquesta, que se ocupa y preocupa de todas las líneas del club. ¿Este punto es debatible? De momento no. Debe apretar aún algunas tuercas flojas, detalles sin importancia, pero que mueven a los críticos a considerarlas cruciales. Cuando llegue el momento de la retirada, habrá que hacerlo con el convencimiento de que nadie es indispensable, tranquilo y relajado. Pero no se engañe nadie, no. Encontrar un nuevo Xavi no será una tarea fácil. Debe cuidar su salud, concederle más tiempo a su familia y delegar. Esa es la clave.


Queda una entrevista para completar la jugada de póquer. Se trata de Salvador, hermano de Xavi, un hombre que puede parecer gris, pero quizás sea una pose para dar a su hermano la ayuda que necesita, que es la de un hombre de confianza. En el aspecto deportivo, tenía una carta en la reserva. Preparado por su hermano y a la edad de 60 años ha conseguido la sorprendente marca de 3 h. 12´ en el último maratón de Valencia y será el campeón de su categoría del Circuito del Camp de Turia y La Serranía.


Estos hombres forman las vigas maestras de las estructuras de cualquier club y no estaría bien obviarlos, simplemente por no ser conflictivos.

TONI LASTRA 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada