CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

martes, 5 de agosto de 2014

SUPLEMENTOS DEL CORREDOR: LA GLUTAMINA (EL SUPLEMENTO RECUPERADOR)

La glutamina es el aminoácido más abundante en los músculos (60%), así como en la sangre y está muy relacionado en el metabolismo que se realiza en el cerebro.  Es un aminoácido no esencial, esto quiere decir que nuestro cuerpo lo puede crear a partir de otros aminoácidos,  pero hay ocasiones en las que  se convierte en esencial en nuestra alimentación en situaciones como estrés, traumatismos musculares, entrenamientos intensos y de larga duración, recuperación de lesiones, estados de agotamiento continuo, desequilibrios alimenticios,  estados patológicos o enfermedades deportivas, siendo necesario ampliar la ingesta de Glutamina ya que la demanda de nuestro cuerpo de este aminoácido es mucho más elevada para evitar la disminución del músculo debido al estres oxidativo.

La glutamina posee un efecto tampón que neutraliza el exceso de ácido en los músculos (tal y como es el ácido láctico) generado especialmente en la práctica del ejercicio anaeróbico intenso. Este tipo de ácidos, acumulados en los músculos de los deportistas son una de las principales causas de la fatiga, además de la denominada catabólisis muscular. El catabolismo se produce cuando el propio organismo, al no recibir alimento, acaba por nutrirse de sus propios tejidos consumiendo de esta manera el músculo y acabando poco a poco con nuestra masa muscular. Un proceso que puede llevarse a cabo en casos en los que sometemos a nuestro cuerpo a duros entrenamientos y no lo alimentamos como es debido para que crezca; o cuando seguimos una dieta de adelgazamiento.
La glutamina además retira el amoniaco (residuo de la actividad deportiva anaeróbica) de ciertos tejidos y lo pone en el torrente sanguíneo, que junto a la alanina transportan más de la mitad del nitrógeno del organismo.

Se encuentra en alimentos de origen animal y vegetal con alto contenido proteico. Tiene el problema de que se destruye con el cocinado de los mismos y en muchas ocasiones se debe comer crudo. El perejil, las espinacas crudas, lácteos (sobre todo el queso fresco), carnes crudas y ahumadas, pescados (salmón) son una buena fuente de este aminoácido. Los huevos, cerdo, pavo y pollo se encuentran entre los alimentos que mayor concentración presentan.

Se suele administrar en cantidades diarias que rondan los 50 miligramos/kilogramo de peso corporal. Es aconsejable tomar la glutamina cuando el estómago está vacío para que no interactúe con otros aminoácidos obtenidos de la dieta.

Los momentos y cantidades que ser recomiendan para tomar la glutamina son: unos 5 gr antes de entrenar (40 mg por kilo de peso corporal), 10 gr 30 minutos después del entrenamiento (80 mg por kilo de peso corporal) y 5 gr antes de irse a dormir, para contrarrestar el catabolismo nocturno (40 mg por kilo de peso).
En ocasiones se administra en una sola toma al acostarse, cuando se toman otros suplementos antes y después del ejercicio.

La glutamina es POSIBLEMENTE SEGURA para la mayoría de los adultos y los niños cuando se toma por vía oral, pero los efectos secundarios potenciales de glutamina no se conocen.

RESUMIENDO:
Este aminoácido es el más presente en la masa muscular y el que antes utiliza el cuerpo durante los entrenamientos intensos. Sirve para acelerar la recuperación del deportista y estimula el crecimiento muscular ya que aumenta  el volumen y la hidratación celular. Es después del esfuerzo cuando los niveles de glutamina en sangre descienden de forma brusca, (justo durante el período de recuperación) tardando horas en alcanzar los niveles previos. Una mala recuperación acumulativa entre períodos de entrenamiento puede desembocar en el temido sobreentrenamiento. Es debido a esa demanda la importancia de un consumo regular de GLUTAMINA, el cual garantizará su presencia en sangre de forma constante y cuando es más necesaria, es decir, en períodos de recuperación justo después del entrenamiento. Su consumo habitual mantiene tu cuerpo en un entorno anabólico constante y juega un papel clave en la obtención de energía ya que la GLUTAMINA, incrementa los niveles de glucógeno muscular disponibles para ser utilizados en tus entrenamientos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada