CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

martes, 15 de febrero de 2011

EL RINCON DE LASTRA: SON LOS AÑOS

     Decía Oscal Wilde: "Si hay algo en el mundo más enojoso que ser alguien de quien se habla, es, seguramente, ser alguien de quien no se habla". Yo añadiría por mi cuenta que es inevitable que se hable de uno, aunque sea mal, porque, aun sin desearlo, cualquiera que logre el menor éxito como jugador de parchís o del juego de los chinos tendrá su difamador oficial y su anónimo envidioso.
     No sé si son los años o la falta de ánimo, pero lo cierto es que el resquemor que siempre recorrió mi pecho contra los calumniadores ha quedado, como mi estado de forma, reducido a cenizas, y no queda ni una brasa que avivar contra ellos. Una de las cosas más benéficas que tiene la vida retirada es que, de forma automática, quedas al margen de las bajas pasiones de los demás. Aunque las metas que he alcanzado en mi vida deportiva como corredor y organizador han sido modestas, no dejó por ello de haber murmuradores y difamadores. Ahora resulta confortante que, pasados los años, me reconozcan méritos que no me reconocieron en mi vida activa y se permitan, como los amigos del alma que siempre he tenido y que me han tratado con fidelidad y condescendencia en mis errores, juzgar cuánto ha habido de equivocado en los planteamientos radicales de mi vida de corredor popular y el porqué de una (yo creo que no) prematura retirada de la pasión de correr.
     Permitidme, unos y otros, que os diga lo que he reflexionado. Si retrocediera veinticinco años, volvería a hacer, punto por punto, lo mismo, como corredor y como presidente de Correcaminos. Que nadie lo tome como soberbia o como recalcitrante testarudez. Yo tuve una aparición tardía en el extraordinario mundo de la carrera a pie. Convengo que lo hice con una pasión sin límites y con una disciplina de hierro. Correr pasó a ser prioritario en mi vida, una prioridad que usurpó el puesto de obligaciones familiares, profesionales y sociales. He sabido navegar sin naufragios definitivos por todo ese mar de conveniencias encontradas. Salvo en casos excepcionales, no puedo sino admirar a los compañeros de aquellos tiempos que aún perduran. ¡Y tanto que deben hacerlo! De hecho, y como media ponderada, todos tienen una docena de años menos. La intensa vida de corredor que llevé, la mucha participación competitiva, el elevado kilometraje, "haber hecho tanto el animal", me hicieron fuerte y perviví durante más de veinte años a un nivel aceptable como corredor popular. Fueron tantas las satisfacciones, que no cambiaría nada por la supuesta situación que ahora tendría si hubiera sido más moderado.
     No han sido los excesos los que me han llevado a las (ahora) saludables carreras geriátricas. Han sido los años y, contra ellos, pocos dan la talla.

TONI LASTRA, "La Columna de Andrópolis" 2.001

2 comentarios:

  1. Magnífico, como siempre Toni Lastra cuando escribe es un maestro de la pluma y de la zancada, da igual los años.
    Javier ánimo con tu preparación para Barcelona.
    Gracias.
    Hermes (Granada)

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Hermes por tus ánimos. Un abrazo

    ResponderEliminar