CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

miércoles, 5 de febrero de 2014

LESIONES DEL CORREDOR. SINDROME DEL TIBIAL POSTERIOR

¿Qué es el Síndrome del Tibial Posterior?


El músculo Tibial Posterior viene de la parte posterior del hueso de la espinilla (tibia) y discurre junto a un tendón que pasa por detrás de la prominencia ósea de la parte interna del tobillo (maléolo medial). La inflamación del Tibial Posterior puede producirse a la altura del maléolo medial o más abajo, donde se inserta el tendón al llegar al pie.

Las personas que tiene hiperpronación del pie tienen más posibilidades de sufrir esta lesión.

Los deportistas que practican deportes en los que el pie rota hacia dentro con frecuencia como en el patinaje o atletismo en curvas pronunciadas están también más expuestos a este tipo de lesión.

Síntomas del Síndrome del Tibial Posterior:
Dolor en la inserción del tendón en el hueso escafoides del pie.

Dolor cuando el tendón se desliza en su vaina durante la actividad.

Tumefacción alrededor del maléolo medial (el saliente óseo de la parte interna del tobillo).

Tratamiento del Síndrome del Tibial Posterior:

¿Qué puede hacer el deportista?

Mantener el pie en reposo durante 2 semanas.

Aplicar hielo los 3 primeros días.

Pasado este periodo, aplicar calor.

Consultar con el fisioterapeuta que le aconsejará sobre la rehabilitación y medidas ortésicas si es necesario. La corrección de la hiperpronación suele hacer que los síntomas remitan. El fisioterapeuta nos aconsejará sobre las medidas adecuadas para corregir nuestra biomecánica de la marcha / carrera.

Revisar la técnica de carrera, así como intercalar distintos tipos de entrenamiento y de superficie pueden mejorar las molestias, y tener en cuenta, si entrenamos sobre una pista de atletismo, de no dar siempre las vueltas en el mismo sentido, alternando el lado por el que entrar a las curvas.

¿Qué pueden hacer el fisioterapeuta y el médico especialista?

Prescribir medicación antiinflamatoria como ibuprofeno.

Aplicar una férula de yeso durante 3 semanas si la situación lo requiere.

Tratar la musculatura afectada por medio de ultrasonidos, corrientes anti-inflamatorias y analgésicas, diatermia, masaje con hielo, tratamiento de puntos gatillo, terapia manual de partes blandas perilesionales, estiramientos analíticos de la pierna, etc...
Asesorar en las medidas pertinentes para la corrección de la hiperpronación si ésta es la causa de la lesión. Una cuña supinadora de retropié puede mejorar las molestias y descargar la zona afectada.

Asesorar asímismo sobre el fortalecimiento / estiramientos adecuados para luchar contra el desequilibrio muscular, así como poner una pauta adecuada de entrenamientos.

Administrar una inyección de esteroides en la vaina del tendón, nunca en el propio tendón, si todo lo aplicado anteriormente no funciona. Después hacer reposo.

Si todo lo anterior falla o si el tendón se ha roto completamente, operar, ya que éste es un tendón muy importante que mantiene el arco del pie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario