CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

MUSICA

jueves, 28 de enero de 2010

CHARLA-COLOQUIO CON MIGUEL RUBIO



El próximo jueves 4 de febrero a las 20.30 horas, en el Centro Socio Cultural de L'Eliana, nos visitará MIGUEL RUBIO, ex- atleta y entrenador de la S.D. CORRECAMINOS, para impartir un coloquio sobre el MARATÓN, donde podreis despejar todas las dudas relacionadas con esta prueba y con la carrera de fondo en general.

Miguel Rubio, como muchos de vosotros ya sabéis, es muy conocido y apreciado por el mundillo de los corredores en Valencia.

Gran entrenador y magnifica persona. Siempre te recibe con una amplia sonrisa y te atiende con gran amabilidad. Transmite seguridad y confianza.

Como atleta cosechó grandes victorias como la medalla de bronce por equipos en el Mundial junior de cross (Paris 1980) y una clasificacíon similar en 1979 en los 5.000 metros, medalla de oro en los juegos del FISEC en 3.000 metros (en 8'25"), subcampeonato de España junior en 5.000 metros, Campeón 2ª Volta a Peu a Valencia en 1984, ....

Creó en la S.D. CORRECAMINOS, de la que ejerce como entrenador, la escuela de atletismo infantil. Entrena a la élite (Sub. 2.30 horas en maratón) y a muchos populares del club entre los que me encuentro.

Con Miguel estoy entrenando varios años y gracias a sus consejos he conseguido seguir corriendo 2 maratones al año a pesar de todas las teclas que tengo y que muchos de vosostros ya conoceís. "El Parches" como me llama nuestro amigo SALVA GALLACH, por la gran cantidad de pantorrilleras, rodilleras, fajas, etc. que debo llevar para soportar los dolores. ¿Quién me iba a decir a mí cuando el traumatólogo me indicaba la puerta del quirofano y le dije que esperará, que tenía a la semana siguiente una carrera y esta fué el maratón de San Sebastian y conseguí acabarlo en 3:16 horas y con una climatologia terrible?

Como siempre os comento los consejos y entrenamientos que me da, y de los que he aprendido mucho, se me ocurrió la idea de que os pudiera trasladar sus trucos, para los que ya llevan unos cuantos maratones en sus piernas y para los que se estrenan por primera vez.

Quién conoce a Miguel sabe que siempre está dispuesto a colaborar con sus amigos y accedió de buen grado a ésta iniciativa.

Desde aquí pués, invito a todo el colectivo runner a asistir al mismo.

Continuaremos charlando mientras cenamos juntos.

Me falta confirmar el lugar, pero posiblemente sea en el Rte. El Parque.

Si estás interesado en asistir y quedarte a la cena, confirmameló lo antes posible:

fjavierpons@terra.es

miércoles, 20 de enero de 2010

¿Tienes marquitis?



Los corredores somos muy competitivos, no nos conformamos con estar en forma, nos gusta superar nuestros propios límites y en cuanto podemos nos lanzamos a buscar objetivos más difíciles. Cada uno a su nivel, todos quieren saber hasta dónde pueden llegar. Pero, ¿es bueno o malo?

Esto es consustancial con el ser humano, y aunque no lo queramos reconocer, a la mínima oportunidad nos estamos retando, aunque sea a nosotros mismos. En el corredor esto es más evidente que en ningún otro caso. Probablemente nadie empieza a correr con la intención de realizar unas marcas determinadas, los motivos suelen ser muy distintos.

Pero cuando se convierten plenamente en corredores sus actitudes son muy diferentes. Entran de lleno en la dinámica de mejorar las marcas personales. Se lanzan a una carrera frenética por mejorar hasta el infinito. Pero el cuerpo tiene sus límites y cuanto más rápido se intente avanzar, mucho antes llega el estancamiento. En esos momentos se suelen producir dos comportamientos casi opuestos, uno es el del "empecinado", que se ofusca en seguir mejorando sus marcas incrementando aún más el entrenamiento, el otro comportamiento es el del "tranquilo", que con prudencia busca las mejoras a largo plazo y de la forma más segura.

Estas actitudes tan opuestas son las que determinarán el éxito o el fracaso de la empresa. La actitud del "empecinado" lleva inevitablemente al dolor, las lesiones, al sufrimiento, al estrés y en el peor de los casos a la frustración personal. Y todo ello por ser impaciente e imprudente. La otra actitud, lleva al corredor a ser más coherente, a estar mejor informado de cómo entrenar y, a largo plazo, le supone estar mejor entrenado, sin dolores, sin lesiones, disfrutando más de la carrera y en la mayor parte de los casos mejorando sus marcas o perdiendo poco, en el caso de los corredores más veteranos.

A veces se entra en una espiral peligrosa en el mundo del corredor: pretender mejorar permanentemente y querer romper todas las "barreras psicológicas". De lo normal y natural que es mejorar las cualidades físicas, el estado de forma y los ritmos a los que uno puede correr, se está pasando a la búsqueda permanente de los límites. Se está dejando en un segundo plano la búsqueda de las buenas sensaciones, de la buena salud y de la buena forma física, cuando debería ser al revés.


RUNNER'S