CLUB D'ATLETISME CORRELIANA (L'ELIANA - VALENCIA - SPAIN) contacte: correliana@movistar.es - Teléf.:607.59.39.56
ATLETISME, TRAIL RUNNING, TRIATLÓ. CLUB COL-LABORADOR AMB L'ASSOCIACIÓ ESPANYOLA CONTRA EL CÀNCER

martes, 10 de abril de 2018

RAÚL BONA: "LA CARRERA DE MI VIDA" (MARATÓN PARIS 2018)

La Maratón de Paris desde dentro. 
Tras cuatro meses de entrenamientos, sacrificios, dolores, y mil anécdotas que le pasan a todos los que nos gusta correr, este domingo ocho de abril'18 me he enfrentado a mi cuarta Maratón. El marco no podía ser mejor, la ciudad de París tendida como una alfombra para 55.000 locos tratando de cumplir un sueño, cada uno enfrentando a sus miedos, a las expectativas, al cronómetro, a su otro yo que grita que deje de correr. 

Yo tuve la suerte de entrar en el cajón de salida con mi compañero del C. A. CorrEliana, Víctor Antón y eso en realidad es como tener un hermano al lado justo cuando aparecen todos los fantasmas, con él ahí ni me di cuenta de que de repente iba a empezar "La carrera de mi vida". Después de asimilar durante días que era prácticamente seguro que llovería todo el domingo, nos encontramos un día de primavera de los que hacen que te enamores de París, incluso llegamos a pasar demasiado calor hacia el final de la prueba, 14 grados a la salida ni rastro de nubes... por otra parte, en cuanto a la organización de la prueba, el formato de la salida sin dar lugar a los agobios de los primeros metros, la anchura de las avenidas, la elección del recorrido buscando el paso por los innumerables edificios emblemáticos de la ciudad, los avituallamientos abundantes (en cantidad y calidad) no puedo hacer otra cosa que recomendar, al que le guste esta distancia, que no puede morir sin correr estos 42.195 metros. 


En mi cabeza además de todo eso pasaban muchas más cosas; veía la alegría mezclada con euforia de los corredores durante los primeros kilómetros transformarse en seriedad hacia la mitad de la prueba para después reflejar agonía en las cuestas del kilómetro 35. Oía los Allez Allez Coureurs!! de los miles de personas que animaban, leía en todos los idiomas del mundo los mensajes de coraje a padres, madres, hijos, amigos. Sentía los músculos de mis piernas como cuerdas de una guitarra a punto de partirse y pensaba mil veces en que el entrenamiento del Presi, mi maestro, Javier Pons no me fallaría y me agarre a esta idea hasta el último centímetro del recorrido. Desde estas líneas, mi agradecimiento por todos los kilómetros que me has ayudado a correr, a mi lado o en la distancia.

Pero lo que da sentido a esta locura, la fotografía del alma de la carrera de París será siempre la de mi mujer Mª del Mar y mis hijos Alejandro y Marcos en el km 29 y en el 42 donde más falta me hacían. Los valores de superación, sacrificio, constancia y ambición es lo que hacen de esta experiencia el único regalo valioso que puedo hacer a mis hijos, algo que no podría comprar para ellos con todo el dinero del mundo, el mensaje de: "Si quieres, si de verdad quieres, puedes".

 Lo de menos, por supuesto, es la marca; no es más que una excusa, por encima del tiempo, esta todo lo que he puesto antes y la posibilidad de seguir haciendo lo que me gusta: Correr junto a mis compañeros, Javier, Salva Soler, Miguel, Magda, Emilio, Victor, Julio, Ana C., Xavi, Salva Pons, Cesar, Mario, M. Carmen, Cristina, en fin, todos los que se ponen la camiseta "Rojo Correliana" entre semana por la tarde y los fines de semana temprano por la mañana, para todos, un abrazo por los ánimos de antes y las felicitaciones de después. 

 Raúl Bona Embid.

1 comentario: